Leo Millares, el tatuador de Torres, Guti, Kun, Ramos, Pignoise o Dani Martín

20 mar

Es el tatuador personal de Fernando Torres. La aguja del argentino Leo Millares ha sido responsable del nombre en élfico que luce en el brazo -con el que creó tendencia-, de las fechas personales grabadas bajo su piel y de los nombres que le recuerdan a su mujer y a su hija. Con tanto dato íntimo entre manos, no extraña que artista y futbolista hayan traspasado el simple contrato de profesionalidad.

La relación entre ambos es tan estrecha que Torres ha habilitado un estudio en su casa de Liverpool para que el argentino deje allí sus bártulos y trabaje con comodidad cada vez que se desplaza a la ciudad inglesa, lo que suele ocurrir una vez al mes. Allí acuden también otros compañeros del equipo de Torres. “Después del trabajo, nos juntamos para comer. Es más que un negocio, hay una amistad”, asegura el argentino, quien no descarta montar otra tienda en el país británico. De momento, su centro de operaciones lo tiene en Móstoles, en Soul Tattoo, un pequeño estudio por el que pasan continuamente futbolistas como Guti, Sergio Ramos, el Kun Agüero, Asenjo, Antonio López, Raúl García, Simao, Molinero, Maniche, Leo Franco, Mascherano… Millares se eterniza con una lista elaborada a través del boca a boca. Torres llegó hasta Millarles a través de Ariel Ibagaza (futbolista argentino que ahora juega en el Villareal), el primero al que tatuó en España, y que conoció a su vez por medio de Abbondanzieri, que ya había probado el pulso de Millares en Argentina. Después de él, se apuntó el resto de la plantilla del Atlético de Madrid y se corrió la voz a los demás equipos. “Yo creo que me eligen por el trato, por la confianza de que haya venido otro y porque siempre que pueden, quieren conquistar lo mejor”, comenta con naturalidad . Millares recuerda cómo a partir de que Gavilán, del Getafe, se tatuara, comenzó a marcar goles. Medio en serio, medio en broma, se corrió la voz y fueron muchos los que se acercaron hasta él pidiendo un amuleto bajo la piel que les afinara la puntería.

Por sus manos han pasado también desde el baloncestista norteamericano Louis Bullock hasta el torero Miguel Abellán, Dani Martín (El Canto del Loco), los miembros de Pignoise y Hombres G, la solista Amaia Montero y el modelo Darek. “Orgulloso estoy de todos -reconoce-, pero el brazo de Guti fue complicado, lleva parte de la Capilla Sixtina y elementos como el 666, en un estilo similar a Beckham con el que quería mostrar su parte de ángel y su parte de demonio”, analiza.

El tiempo que le queda, el artista lo reparte entre Argentina, Brasil e Italia, a menudo invitado por diseñadores -empezó haciendo body painting sobre modelos-. Siempre hay alguien que ha oído hablar de él y quiere que le tatúe. Y así continúa Millares, tejiendo su red de contactos y registrando su firma en la piel de medio mundo.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: